octubre 29, 2008

Hacia la marcha del 20 de noviembre en Moreno...



El Hambre es un crimen. Hay que detenerla. Sí o sí. Porque en nuestro país no faltan ni alimentos, ni platos, ni madres, ni médicos, ni maestros, faltan en cambio la voluntad política, la imaginación institucional, la comprensión cultural y las ganas de construir una sociedad de semejantes que asegure a nuestros hijos las oportunidades vitales para que puedan crecer con dignidad. Es imperativo terminar con un sistema económico -que en la mayoría de los casos- no da hijos sino hambre, que no da futuro sino Paco, que talla caricias olvidadas en cuerpos olvidados.
Niños hermosos nacen a la muerte aunque ya todos sepamos que la infancia es el principal recurso natural no renovable de nuestro país, ya que la mayoría de las capacidades humanas quedan -de alguna manera- determinadas durante los primeros años de vida cuando los niños están haciendo ahora mismo sus huesos, criando su sangre y ensayando sus sentidos.
La infancia es por lo tanto la gran oportunidad de la sociedad para mejorarse a sí misma en lo biológico, en lo cultural, en lo económico, incluso en lo político. La infancia es el terreno más fértil para sembrar inteligencia, trabajo, creatividad, justicia y democracia.
Sin embargo, los niños se nos mueren de hambre por decenas cada amanecer. Se nos mueren "acabaditos de nacer" mientras los padres lloran por los días hermosos, cuando la vida era azul.
Sin una infancia sana, amasada y entera es impensable una Argentina mejor. Porque un país que mutila a sus niños es un país que se condena a sí mismo.
¿Cuánto tendrán que andar nuestros hijos pobres, para no morirse de hambre, como goteras vivas que desangra las estrellas? Entre dolores y silencios hay una calle por donde marchan los niños hacia una primavera que se domicilia en los extremos del viento borrando de los calendarios la contribución de sangre a la acumulación capitalista.
Pero nuestros PIBES vencerán porque son el golpe temible de un corazón no resuelto: Con ternura y airosos como alas

.Alberto MorlachettiCoordinador Nacional del Movimiento Chicos del Pueblo

octubre 23, 2008

Ahora es cuando

MENSAJE DE PROYECTO SUR
A LA CONSTITUYENTE SOCIAL

Saludamos con gran alegría la realización de este primer encuentro de la Constituyente Social.

Valoramos el esfuerzo militante de miles de compañeros de diferentes movimientos y organizaciones sociales promovido por la CTA , en cumplimiento del objetivo estratégico de contribuir a la construcción de un gran movimiento político, social y cultural, apoyado en la soberanía y las luchas de nuestro pueblo.

Frente a esta multitudinaria presencia de compañeros de todo el país y en el marco del complejo horizonte abierto por la crisis, Proyecto Sur plantea y asume una vez más, el compromiso de bregar por la más amplia unidad posible, en función del objetivo central que representa la defensa de los intereses de la nación, como único modo de proveer al desarrollo de una auténtica justicia social.

En función de esa meta y el deseo de precisar y ratificar nuestro compromiso para alcanzarla, dejamos planteadas las siguientes prioridades:


· Nacionalización de los recursos naturales, gas, petróleo y gran minería entre otros, para terminar con el hambre, la indigencia y la pobreza y encaminarnos decididamente al desarrollo de un verdadero estado de bienestar, capaz de garantizar para todos los habitantes de este suelo el acceso a la educación, el cuidado de la salud, acceso a una vivienda digna y el pleno empleo como base legítima de evolución.
· Poner fin a la extranjerización de tierras, a toda forma de depredación y degradación del ambiente y la naturaleza, desarrollando un nuevo modelo productivo que tenga al ser humano y la sociedad como razón de ser, y la sustentabilidad y la ética como principios básicos y no como variables de ajuste al servicio del sistema financiero, el capital y la rentabilidad.
· Frente a la crisis y compartiendo el concepto de que “el hambre es un crimen”, exigir la suspensión inmediata de los servicios de la fraudulenta deuda externa hasta su total investigación en juicio público.
· Declarar el valor estratégico de nuestras reservas, democratizando toda decisión sobre las mismas y circunscribiendo su aplicación al desarrollo productivo y el financiamiento de las necesidades básicas de nuestro pueblo.
· Recuperar los servicios públicos, rechazando de plano todo posible negociado de reestatización en perjuicio del estado e impulsar un profundo debate a cerca del modelo de gestión, comenzando por el tren para todos.
· Plantear la urgente democratización de los medios y sistema de comunicación, por entender que constituyen hoy más que nunca una herramienta fundamental, en orden al crecimiento de nuestra conciencia colectiva y por ende indispensable para el desarrollo de una democracia capaz de trascender la mera formalidad institucional, para servir a nuestro pueblo y asumir que la posibilidad de un futuro mejor, se encuentra indisolublemente ligado a la evolución material y espiritual, de los pueblos hermanos de América Latina

octubre 07, 2008

El mundo en septiembre

La enorme crisis económica internacional, desatada por las corporaciones mundiales financieras que están decididas a mantener sus privilegios a toda costa, mas tarde o más temprano descargarán con toda la fuerza sobre las mayorías populares de todos los rincones del mundo el precio de mantener inmune, una casta que lo único que privilegia es la lógica perversa del aumento de la concentración de la riqueza, cada vez más en pocas manos.
La intervención del estado en cualquier lugar del mundo, no es precisamente para disciplinar a los grupos concentrados de la economía especulativa, sino garantizar sus enormes privilegios, en otras palabras es la supremacía del capital por sobre cualquier razonamiento humano.
Entonces el mundo se convierte lentamente en huracanes que soplan el viento de la guerra y el alma humana parece rasgarse, mientras tanto las cajas blidandas, se fortalecen y ensanchan sus paredes de acero.
La respuesta del gobierno argentino no se hizo esperar, fue muy coherente con aquella historia de ir a tocar la campanita de Wall Street, en el momento de mayor debilidad de mister Bush y ahora regresa con el objetivo de negociar nuevamente con los fondos buitres, es decir bonistas que se enriquecen apostando a aumentar sus ganancias directamente proporcional a como los argentinos perdemos nivel de vida y poder adquisitivo. Apostar a que a muy pocos le vaya muy bien a costa que a las grandes mayorías, les vaya cada vez peor.Semejante lógica de injusticia distributiva en la Argentina hay un solo partido capaz de garantizarla y es el de los Kirchner.

Mi barrio en septiembre

Nunca pudimos recuperarnos en el barrio del aumento de precios que nos dejo a todos tan desorientados, porque las góndolas decían una cosa y el Indec decía todo lo contrario, ajustando sus mentiras a las mentiras del gobierno.
El acuerdo de aumento de precios estaba pactado para el 2008 luego de las elecciones del 2007 y el conflicto con sus primos del campo le vino al dedillo para cumplir una promesa electoral, aquellas promesas que siempre son las únicas que se cumplen y que nunca son precisamente los trabajadores y el pueblo los beneficiados.
Mi barrio en septiembre esta dominado por una sensación de bronca, pena y una angustia que no se dice pero enferma a cualquiera, mientras mis vecinos caminan y lo único que pisan son pedacitos de pobrecitos salarios de trabajadores y trabajadoras.
La vergüenza en el barrio la dan aquellos que justifican lo injustificable, son los que creen que justifican su antiimperialismo gubernamental, siendo los más funcionales a los designios del imperio, son los que justifican que el pibe no tenga pan, salud, escuela y una bella risa en su carita.

Septiembre no se las lleva se las trae

Las luchas y conflictos se reparten por día por hora y por lugares y aun así la sensación es que no-pasa nada, es que todavía no vemos cada lucha como una lucha propia y entonces se convive con una sensación de resignación de malestar y decepción, en este sentido es la dirigencia, en este caso la sindical, la que mira para otro lado y no al sector más dinámico capaz de motorizar la pelea por la distribución de la riqueza es decir la clase trabajadora, ahí se encuentra claramente un caso in fraganti de desamparo.

Octubre el desafío

Sin embargo el panorama tan amplio y basto de tantas luchas e iniciativa no alcanza a tomar el vuelo necesario y es fundamental la respuesta política , la que de una vez por todas debe empezar a prevalecer, octubre puede ser la oportunidad de alcanzar en esta etapa un grado de unidad capaz de condensar las demandas económicas, sociales y políticas e instalar la posibilidad de superar las mínimas fronteras y se instale una verdadera opción de carácter nacional, es desde mi barrio y mi país en este mundo ahora mismo el lugar y el escenario, donde sostener la bandera plantada firme, donde el mal gobierno encuentre por fin ,sus propios limites


Gustavo Zarza