mayo 30, 2009

A años 40 del Cordobazo


Para que todos juntos, trabajadores, estudiantes, hombres de todas las ideologías, de todas las religiones, con nuestras diferencias lógicas, sepamos unirnos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea lobo del hombre, sino su Compañero y su Hermano.


En plena dictadura de Ongania, con una CGT colaboracionista de la misma, se fue gestando uno de los momentos más álgidos de la lucha de clases en nuestro país que culmino en el Cordobazo, no fue producto de la improvisación, fue producto de la organización,… "las columnas de los trabajadores de las fábricas de la industria automotriz fueron llegando a la ciudad. Son todas atacadas y se intenta dispersarlas. El comercio cierra sus puertas y las calles se van llenando de gente. Corre la noticia de la muerte de un compañero, era Máximo Mena del Sindicato de Mecánicos. Se produce el estallido popular, la rebeldía contra tantas injusticias, contra los asesinatos, contra los atropellos. La policía retrocede. Nadie controla la situación. Es el Pueblo. Son las bases sindicales y estudiantiles, que luchan enardecidas. Todos ayudan. El apoyo total de toda la población se da tanto en el centro como en los barrios. Es la toma de conciencia de todos evidenciándose en las calles contra tantas prohibiciones que se plantearon. Nada de tutelas, ni de los usurpadores del poder, ni de los cómplices participacionistas.” (1). Se denunciaba el aumento del costo de vida, la perdida del salario real, la concentración monopólica, la entrega del patrimonio público, la perdida de nuestra soberanía, la intervención de los sindicatos y universidades, la Ley de Defensa Civil que militariza a toda la población a partir de los 14 años de edad, bajo el pretexto de asegurar el frente interno, La ley de represión de los conflictos sindicales, entre otras. Uno de sus referentes máximos el compañero Agustín Tosco representa la síntesis de que se puede ser un dirigente obrero honesto, comprometido con su clase, un intelectual y un luchador incansable hasta el día de su muerte el 5 de noviembre de 1975 en la clandestinidad, perseguido por la triple A durante el tercer Gobierno Peronista (1) Relato de Agustín Tosco